Los mejores consejos para las mudanzas

Los mejores consejos para las mudanzas

Mudanzas - Realizar la mudanza

Una mudanza puede ser una pesadilla logística estresante, pero si se planifica con antelación, puede hacer que la gran mudanza sea un paseo. Pongámonos manos a la obra para que el día de la mudanza sea fácil y sin estrés.

Desde consejos inteligentes para el embalaje de la mudanza que le permitirán asegurarse de que todo encaja, hasta movimientos inteligentes que le permitirán ahorrar dinero en la mudanza, lo encontrará todo en nuestra lista de mudanzas. ¡Empaquemos!

  1. Empaquetar antes de calcular

Lo primero en nuestra lista en la mudanza: no le des a tu empresa un presupuesto antes de tener una idea exacta de la cantidad de cosas que necesitas transportar. Puede resultar tentador y fácil echar un vistazo rápido a una habitación y decir: «Hmm… ¿unas 5 cajas?», al final no será tan fácil tener que pagar cargos adicionales cuando en realidad resulta que tienes muchas más cosas de las que esperabas.

Si puedes soportar vivir entre cajas durante un par de semanas, haz lo posible por empaquetar la mayoría de tus cosas antes de dar un presupuesto. Esto hará que su presupuesto sea más preciso y le evitará cualquier cargo inesperado de última hora.

  1. Embale todo. Sí, todo

Puede que piense que algunos objetos no necesitan ser embalados. Especialmente si tienen una forma incómoda o son fáciles de tirar encima de una pila de cajas. Este es el enfoque equivocado. 

Empaquetar todos los objetos te ayudará a mantenerte organizado, a asegurarte de que no pierdes nada, a evitar que los operarios de la mudanza tengan que lidiar con cosas al azar (lo que te convertirá en su persona menos favorita, te lo prometemos) y a proteger tus posesiones para que no se golpeen durante el trayecto.

  1. Adelántese desmontando los muebles

El día de la mudanza ya es lo suficientemente estresante como para encontrarse de rodillas debajo del sofá de tres plazas con un destornillador. Un buen consejo para la mudanza es preparar el día de la misma desmontando con antelación cualquier mueble voluminoso que no quepa en la puerta. 

Esto le ahorrará mucho estrés, ya que mantendrá su mudanza dentro de los plazos previstos y su puerta sin atascos. 

Si quieres ser realmente organizado, ¿por qué no guardas las piezas preparadas de antemano para que no estorben el día de la mudanza y luego vuelves a por un segundo lote cuando estés listo para ocuparte de las partes más complicadas?

  1. Prepárate 

Puede parecer uno de los consejos más sencillos de nuestra lista, pero le sorprendería saber cuánta gente no está preparada para el día de la mudanza.

Ahorre tiempo a su equipo de mudanzas y estrés y dinero a usted mismo asegurándose de que todo está listo para salir -sin pequeños extras que resolver- el mismo día de la mudanza. 

  1. No mueva objetos inútiles

Antes de empezar a meter las cosas en las cajas, es el momento de hacer una gran evaluación de todo lo que tienes. ¿Realmente necesitas esto?, ¿realmente quieres aquello?, ¿alguien usará alguna vez esa tetera con forma de pato que heredaste de la tía Aileen? 

Deshazte de todo lo que no sirva, y pon en una caja aparte todo lo que no quieras pero puedas vender. Guardando estos objetos y cajas «para vender» en el almacén te asegurarás de no tener que lidiar con tonterías inútiles el día de la mudanza, ¡y te ayudará a ganar un poco de dinero después de la misma una vez que entres en eBay!

  1. Piensa en la logística

Antes de hablar con su empresa de mudanzas o de subirse a la furgoneta alquilada a toda prisa, tómese un tiempo para analizar la logística de su mudanza. ¿Hay algo que le impida salir de su propiedad? En el otro extremo, ¿hay algún problema logístico potencial en el nuevo lugar? 

Desde entradas estrechas y amuralladas hasta tener una sola llave para la nueva propiedad, hay todo tipo de problemas que pueden sorprenderle y convertir su mudanza en una pesadilla. Prepárate bien para ellos, cubriendo la junta antes de salir a la calle.

  1. Utiliza el auto almacenamiento

Después de todo el trabajo de embalaje, mudanza y desembalaje, llegar al nuevo lugar con un océano de cajas puede ser abrumador. Un buen consejo para la mudanza es ir poco a poco. Alquilar una unidad de auto almacenamiento puede eliminar gran parte del estrés de la mudanza. 

Decida qué cajas y objetos son esenciales y llévelos a la nueva vivienda. A continuación, guarde el resto en un auto almacenamiento y recoja algunas cajas cada vez que despeje más espacio en su nuevo hogar. Este enfoque paso a paso también facilita que la mudanza la haga usted mismo, sin necesidad de recurrir a profesionales de la mudanza. 

  1. Limpiar antes de la mudanza

Cuando llegues a tu nueva casa, lo más probable es que esté un poco sucia.

Puede ahorrarse esta pesadilla hablando con el vendedor o el casero y organizando la limpieza antes de la mudanza, ya sea con un profesional o con sus propias manos. Esto hará que el día de la mudanza sea mucho menos estresante y te ahorrará esa sensación de hundimiento cuando finalmente llegues con todas tus cajas.

  1. Etiquete sus cajas

Para evitar confusiones y molestias, vale la pena etiquetar bien las cajas. Incluya la habitación en la que deben ir a parar y una descripción de lo que hay dentro. Siga estos prácticos consejos para el embalaje de la mudanza y disfrutará de un día de mudanza relativamente tranquilo y sin estrés. Buena suerte.

Los comentarios están cerrados.